domingo, 22 de marzo de 2015

Roma de Maratón

"Algún día iré a correr el Maratón de Roma", me dijo mi hermano. Y este ha sido el año: con su novia al lado y nuestra guía en la maleta, ha volado a mi ciudad, cargado de fuerza y de ilusiones.
Y hoy, el domingo del Clásico, el de las elecciones andaluzas, es también el día de la Maratona di Roma.
42 km en el asfalto romano, los foros imperiales, el Circo Massimo, la pirámide, el río hacia el foro itálico... Y luego Navona, el Corso, el Popolo, Vía Nazionale, todo... Un recorrido magnífico, un círculo que comienza y acaba en la Via de los foros imperiales, donde se celebraban los desfiles triunfales. Y es que nada hay hoy más parecido a un triunfo que acabar una maratón.
Me hubiera gustado mucho estar hoy allí, animarles, verles pasar esforzados por las calles del centro, sufrir en las cuestas de las colinas, cobijarse bajo los pinos para beber sin detenerse, padecer sobre los sanpietrini... Y al mismo tiempo, desconcentrarse ante tanta belleza, y superarse a sí mismos, obligarse a seguir corriendo ante las piedras romanas, insensibles al esfuerzo, desdeñosas, impávidas, que estaban antes de que tuviéramos ilusiones y permanecerán cuando ya nadie recuerde nuestras pequeñas gestas.
Pero la de hoy no ha sido pequeña. ¡Enhorabuena, brother!

domingo, 21 de diciembre de 2014

Otra Roma... bajo tierra

En ABC publican hoy un muy interesante contenido: Roma subterránea. La Cloaca Máxima, los bajos del Coliseo, el acueducto de Trajano... sitios muy especiales, donde están trabajando arqueólogos y espeleólogos.
El artículo recoge algunos ejemplos, que no son los únicos. A ellos yo sumaría mi propia selección de la Roma oculta de la luz:

  • la magnífica basílica de San Clemente, 
  • las criptas de San Pedro en el Vaticano,
  • las salas de la escondida Domus Aurea, 
  • la Cripta de los Balbo,
  • la cárcel Mamertina, en el Foro,
  • las catacumbas
Roma es magnífica también bajo tierra. No dejes de conocerla.

viernes, 30 de mayo de 2014

Hoy hace un mes...

Se va mayo. No ha estado mal... pero definitivamente, empezó mejor de lo que acaba. Y es que saludar al nuevo mes desde una esquina de la Via del Governo Vecchio es impagable.
Así fue nuestra última casa romana: no estando disponible nuestro alojamiento habitual en Vittorio Emmanuele, y no estando nosotros dispuestos a vivir fuera de nuestro "quartiere", nos decidimos por un apartamento en el Navona Garden Suites. Y ha sido un acierto.


La lluvia no nos ha dejado sacarle todo el partido... pero aun así, qué delicia desayunar en el patio, junto al limonero, oyendo a la gente trajinar en sus casas. Pocos días, pero 100% Roma.


Las escaleras, el cortile, y el gran portón, en Via del Governo Vecchio, justo al lado de Mimi e Coco (qué placer inesperado, un bicchiere rápido mientras esperamos a los chicos).



Atraviésalo: la Ciudad te espera, como nunca, como siempre.

lunes, 21 de abril de 2014

Roma de cumpleaños


2.767 años Ab Urbe Condita. El 21 de abril Roma cumple años. Su fundación se ha datado en el 753 antes de Cristo, en la mitad del siglo VIII. Poco importa algo antes o poco después: cada año, nuevas evidencias arqueológicas comprometen las certezas.
Desde entonces, millones de personas, miles de primaveras, centenares de hitos, decenas de pueblos y de culturas se han sucedido a las orillas del Tiber. La Roma de hoy no sería posible sin la suma de todos ellos: etruscos, troyanos, volscos, sabinos, latinos, godos... Romanos y bárbaros, judios y cristianos, mártires y locos, plebeyos y patricios, papas y emperadores, lugareños y extranjeros, fascistas y comunistas. Tú y yo.
Roma ha sido de todos. Y Roma sigue siendo de todos, nuestra Roma capoccia, viva, grande, acogedora. Felicidades. Hasta siempre. Hasta ya.

lunes, 31 de marzo de 2014

Haciendo planes

Demasiado tiempo lejos de Roma. Años sin pisar sus calles, sin disfrutar de sus olores, de sus colores, de sus sabores... Meses disfrutando de sus rincones solo en fotos o pines. Ya es hora de cambiarlo. Y si...? No, mucho lío. Quizá podríamos...? No, no da tiempo...
Pero, por qué no? Venga, yo creo que sí, estoy cansada de ver irse a otros: ahora me toca. Ya estoy haciendo planes. Y queda poco.

domingo, 26 de enero de 2014

Roma è lei

Una joya, un regalo. Eso es esta canción del último disco de Ligabue. O para ser exactos, su video, que me enseñó Rafa en primicia.
Lo veo, y estoy de nuevo allí. Esa mezcla de anuncio buenrollista de Dove y de homenaje a la Ciudad, con mis calles favoritas como escenario, con el río siempre presente, con los muros gialli y las cúpulas verdes, y la gente, tanta gente... es para mi irresistible. Una auténtica inyección de moral que me hace sonreir cada vez que lo veo.
Madura, pero risueña. Luminosa y animada. Viva. Experta. Con mucho detrás, quizá más que por delante. Algo cansada ya, desgastada, pero todavía capaz de brillar, de atraer miradas. Misteriosa y a la vez previsible. Siempre abierta y un punto gamberra. Inevitablemente. ¿La conoces? Así somos muchas. Así es ella. Porque tú, Roma, tú sei lei.


miércoles, 22 de enero de 2014

Roma en la pared del Prado


Sí, por mor de la obra de Giuseppe Vasi, por un buen rato me he sentido de nuevo en Roma. La exposición "Roma en el bolsillo", que recoge los apuntes y el trabajo de campo de un puñado de pintores  españoles becados en Roma, a mediados del XVIII, se abre con una de las Vistas de Roma de Giuseppe Vasi, el Prospetto della Cittá di Roma visto dal Gianicolo.
Este gran arquitecto y grabador, autor de alguna de las vedute  romanas más conocidas, y maestro de Piranesi,  es también un reconocido cartógrafo, el padre del Grand Tour de Roma, y autor de un famoso Mapa, la Nuova Pianta, publicado en 1781. Este plano muestra la ciudad, muy similar a como es hoy, dividida en sus secciones (los Rione) y destacando con minuciosa precisión los principales monumentos, los lugares imprescindibles de la Roma barroca.


Vasi, además, preparó 10 libros, 10 recopilatorios de las maravillas romanas de su época. Sus itinerarios, ilustrados con fieles grabados, distan poco de los que hoy los amantes de la ciudad proponemos...
No es extraño, pues, que ante su obra se nos pasen las horas intentando identificar tal cúpula o cual calleja, recreando cada momento, imaginando cada paseo, calculando distancias, discutiendo, viendo en fin la Roma de mi vida romana en los trazos de la suya, algo lejana ya, pero todavía viva, siempre presente.